Análisis musical de ‘Hannibal’

Que las cadenas de televisión estadounidenses mantienen una lucha titánica entre ellas para conseguir abrir huecos con nuevas series no es algo nuevo. En este sentido hay que reconocer que la NBC está echando toda la carne en el asador dando carta blanca a una serie que por su propia naturaleza es violenta y perturbadora y para ello se vale de una fotografía y un sonido impecables, vitales para dar forma a la atmósfera oscura y oclusiva que la mueve.

Se tiende a menospreciar la importancia emocional del sonido de las producciones televisivas frente al cine y con ‘Hannibal’ estamos frente a uno de esos casos; la música es quien mueve los hilos emocionales de la narración.

La narrativa

Hannibal Lecter (Mads Mikkelsen)

Hannibal Lecter (Mads Mikkelsen)

Es importante para comprender el diseño de sonido de la serie analizar cómo se enfoca el drama de los personajes. Al contrario de lo que pasa en infinidad de series donde se abusa de ritmos enlatados, referencias auditivas fáciles y el uso indiscriminado de efectos destinados a mover un poco el subwoofer -en ‘Homeland‘ hay de estos últimos a punta pala-, en ‘Hannibal’ todo está medido al milímetro y se apuesta al igual que en ‘The Walking Dead’ por un score original para cada capítulo.

Si bien Lecter – Mads Mikkelsen, el que fuera malo malísimo en ‘Casino Royale‘ (id, Martin Campbell, 2006) – muestra una personalidad impecable de cara al público e implícitamente monstruosa, malvada, cruel y sádica en lo privado, Graham (Hugh Dancy) se perfila como una víctima inocente debido a su enfermiza empatía hacia los criminales a los que investiga. Al contrario de lo que vimos en ‘El Dragón Rojo” (‘Red Dragon‘, Brett Ratner, 2002) este Graham se caracteriza por una falta total de control emocional. Vemos a un hombre que vive atormentado y reconoce tener miedo de si mismo por empatizar y comprender demasiado bien a los criminales; es un peligro andante en potencia. Estas pesadillas y tormentos van resultando ser cada vez más bizarros e intencionadamente desagradables y el diseño de sonido va orientado en esa dirección, en transmitir al espectador las sensaciones viscerales de Graham; aquí es donde los efectos de sonido propiamente dichos y la música se vuelven indistinguibles.

Will Graham (Hugh Dancy)

Will Graham (Hugh Dancy)

La dualidad entre la personalidad de Hannibal y en ocasiones el ambiguo sufrimiento de Graham es el motor de la serie, pues se da a entender al espectador que entre uno y otro no hay más que una delicada línea de la que Lecter toma ventaja, llegando en ocasiones a manipular a Graham haciéndole dudar de su integridad como ser humano. Reitzell toma esta línea para perfilar sonoramente a los dos personajes para que musicalmente resulten casi indistinguibles al espectador. Podríamos decir que en lo relativo al sonido, Graham y Lecter son tratados como una misma persona.

El espectador recibe constantemente la sensación de estar en un pozo oscuro lleno de monstruos del que no hay salida

Obviando la forma musical tradicional que se emplea en las escenas de nostalgia o tristeza, donde constantemente destaca el audio es en los momentos bizarros: cada lugar o escena de crimen se sirve de sonidos de baja frecuencia mezclados recurrentemente con texturas disonantes y orgánicas para provocar repulsa al espectador. Siempre que Graham o Hannibal tienen una conversación con cualquier otro personaje, bien sobre los aspectos psicológicos de los criminales, sobre los detalles de los crímenes o bien sobre los tormentos del propio Graham, estas texturas vuelven a aflorar para matizar que tanto Graham como Lecter en el fondo son mentes perturbadas que están más cerca el uno del otro de lo que se ve en apariencia, cualesquiera que sean sus circunstancias personales.

Brian Reitzell: la música y el sonido; el sonido y la música

Brian Reitzell

Brian Reitzell

Habitual de Sofia Coppola en films como ‘Lost in Translation‘ (id2003), ‘María Antonieta‘ (‘Marie Antoinette’, 2004) o ‘Friday Night Lights‘ (idPeter Berg, 2004), Reitzell es uno de esos tipos que ha conseguido abrirse un hueco destacable en ese difícil perfil del compositor avantgarde, valiéndose de cualquier elemento que sea susceptible de crear sonido como un instrumento en potencia.

Es mejor escucharlo:

El resultado final

Will Graham (Hugh Dancy)

Will Graham (Hugh Dancy)

‘Hannibal’ no luce como una de esas grandes que perdurarán en el imaginario popular. Es comprensible que la audiencia media no esté preparada para afrontar su visionado sin quedarse a medias pues requiere atención y cierto equipo audiovisual para que el espectador se sumerja de manera efectiva, pero la apuesta por la gran calidad que desprende en el apartado técnico merece un sobresaliente.

Si bien la búsqueda de texturas orgánicas y arenosas no es algo novedoso y al igual que lo que sucede en otro trabajo notable de Reitzell como es ‘30 días de oscuridad‘ (30 Days of NightDavid Slade, 2007), la línea seguida es crear una dramática mezcla entre lo que podríamos encasillar en el puro diseño de sonido y el score, pues acaba resultando ser un circo de efectismo sobresaliente. El hecho de que por momentos la música haga gala de una mezcla en 5.1 a modo efectista también supone un punto fuerte, aunque no destaque demasiado.

Más que recomendable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s